Ingeniero mecánico líder del proyecto, Sahngki Hong

La mayoría de las personas cuando llega el invierno queremos el verano y viceversa, y nunca hay musculosa o gorro que alcance para sentir menos frío o calor. Sin embargo, Ingenieros de la Universidad de California desarrollaron una pulsera inteligente que permitirá regular la temperatura del cuerpo para no tener que lidiar más con las estaciones del año.

Esta pulsera inteligente adaptará la temperatura de nuestra piel según la del exterior. Podremos configurar si tenemos frío o calor y automáticamente el brazalete hará todo el resto. La idea de este wearable no es eliminar por completo el abrigo, en caso de estar en invierno, sino ayudarnos a no sufrirlo tanto, algo así como la calefacción en nuestros hogares.

“Podría colocarlo en lugares que tienden a calentarse o enfriarse más rápido que el resto del cuerpo, como la espalda, el cuello, los pies o los brazos, para mantenerse cómodo cuando hace mucho calor o frío”, comentó el ingeniero mecánico líder del proyecto, Sahngki Hong.

Por otro lado, debemos destacar que la pulsera no es un mini aire acondicionado. La tecnología detrás de este parche portátil produce ondas termales en la parte del cuerpo colocada generando la sensación de frío o calor equivalente a ponerte un cubito de hielo o un vaso con agua caliente en la muñeca.

Según el equipo de investigación que desarrolló este dispositivo esto es solo el primer paso. El objetivo principal del proyecto es poder crear un material que pueda colocarse en toda la ropa. De esta forma no solo podrías regular la temperatura de todo el cuerpo sino que además supondría un ahorro considerable de energía, hasta un 70 por ciento, y por consecuencia, dinero.

Seguramente muchos nos estamos preguntando ¿cuando sale a la venta? lamentablemente tenemos que decir que no es un producto que esté listo para comercializarse. El Renkun Chen, profesor de ingeniería mecánica y aeroespacial de la Universidad de California, explicó que aún quedan muchas cosa por hacer e indicó: “Hemos resuelto los problemas fundamentales, ahora estamos abordando los grandes problemas de ingeniería: la electrónica, el hardware y el desarrollo de una aplicación móvil para controlar la temperatura”.

Por ahora la pulsera inteligente no tiene nombre ni fecha de lanzamiento, solo es un prototipo. Al momento, solo se sabe que el wearable regulará la temperatura corporal ayudándonos a transitar las épocas invernales o veraniegas con más soltura. Y vos ¿lo comprarías? ¿te gustaría que se pueda colocar directamente en la ropa para ajustar la temperatura?

Deja un comentario